El tratamiento de rehabilitación oral permite la recuperación de la dentadura completa sin necesidad de utilizar una prótesis completa removible durante los meses de cicatrización de los implantes.

Una rehabilitación oral consiste en restaurar piezas dentales mediante tratamientos de prótesis dentales o incrustaciones. Ambas son restauraciones que se fabrican con materiales de un color y una textura muy semejantes al esmalte original. La diferencia entre ambas es que las incrustaciones dentales se utilizan para cubrir únicamente la zona erosionada de un diente, mientras que las prótesis cubren la totalidad de la pieza dental y se conoce como “corona” o “puente”.

Sustitución dentadura completa con implantes

A diferencia de otros tratamientos, la rehabilitación completa de la dentadura con implantes dentales trata de arreglar arcadas completas. Aquí no se arregla diente a diente, sino que se trabaja sobre todas las piezas dentales de la arcada maxilar (arriba), la mandíbula (abajo) o, incluso, las dos arcadas.

Cuando se extraen todos los dientes, el dentista dispone de todo el reborde alveola