Se usa un injerto de tejido blando cuando hay una cantidad significativa de retracción de las encías en un área en particular o para cubrir un implante dental descubierto

Por lo general, las recesiones leves de las encías se pueden corregir con cambios en la rutina de higiene oral. En recesiones mas severas, cuando la encía retrocede más, lo expone a un mayor riesgo de infección y penetración bacteriana.

Es probable que tenga más sensibilidad a los alimentos fríos y calientes al tener las encías retraídas. Si las encías retroceden tanto que expone la raíz, puede prepararse para problemas más graves. La raíz es más suave que el esmalte, lo que la hace más vulnerable a las bacterias y la placa.

Para restaurar el nivel adecuado de las encías y la funcionalidad periodontal, se puede realizar un injerto de tejido blando.